viernes, 29 de abril de 2011

UNICAJA


Hace unos días, en un artículo anterior, dije que Unicaja debía mostrar la ambición en este proyecto este verano, pero parece que en el club se han adelantado.
La marcha de Printezis, el fichaje de Zoric (uno de los mejores jugadores de la liga adriática), el fichaje de Jorge Garbajosa, el acercamiento a la afición…
Todas estas cosas hacen pensar que Unicaja ha vuelto a creer en este proyecto, ya no espera a que termine la temporada para intentar arreglar los errores, sino que los aborda cuando corresponde, un claro ejemplo es el banquillazo a Saúl Blanco o los pocos minutos que disputó Terrel McIntyre en el 2º y 3º cuarto en Valencia. Parece evidente un cambio en la situación, un giro radical, la afición vuelve a creer en un equipo y una directiva que parece que responden a sus obligaciones después de un año muy malo.
Parte de la culpa la tiene Chus Mateo, que vino a Málaga por sorpresa y con bastantes críticas, pero que ha sabido llevar un equipo que el mejor entrenador español de todos los tiempos (Aíto García Reneses) no fue capaz de llevar. Ha ofrecido una gran imagen dentro y fuera del campo, en el que ha reconocido los errores y no se ha dejado llevar por el victimismo de Aíto, para el que nada era culpa suya, o los árbitros o las lesiones o que tal jugador no corría.
Por otra parte, cada día tengo más claro que Sergio Scariolo volverá a Unicaja el próximo año, Chus utiliza las mismas jugadas que utilizara en su día el italiano, la plantilla con el fichaje de Jorge parece hecha para él y Sergio ya ha reconocido que no lleva bien estar mucho tiempo sin entrenar y en Málaga lo quieren. La situación parece clara para que venga el italiano a cubrir el espacio que dejó hace unos veranos y todavía no se ha cubierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario