martes, 2 de agosto de 2011

¿Qué falló en lo nuestro?

¿Qué falló en lo nuestro? (Parte I)


Entro en un tema espinoso, ya que, se lleva hablando durante años y siguen sin existir soluciones, por ello no pretendo hacer de salvador, pues solo expondré algunas cuestiones sin ahondar mucho.

Voy a hablar de la relación (fallida) de baloncesto, ACB (actual liga Endesa) concretamente, con los medios y su desaparecida audiencia, así como otros factores de imagen y posicionamiento, pero eso será más adelante.


Como estudiante de comunicación y seguidor, entrenador y jugador de baloncesto, estaba tardando en hablar del este tema que aúna a ambas partes, tema complicado por otro parte.
Partiendo de la premisa básica de que el baloncesto vende, no hay más que echar un vistazo a los miles de productos de merchandising que existen con el logo NBA en cualquier parte del mundo, con lo cual el problema ya se reduce a la forma de venderlo, a la equivocada forma de vender el producto ACB en España.

El baloncesto en España, a pesar, de lo que pueda parecer goza de gran salud, pues si no me equivoco por ejemplo en licencias federativas femeninas era el deporte con más demanda, tenemos una selección que lo ha ganado todo, varios jugadores NBA etc. lo  cual tiene más delito, pero a pesar de ellos las audiencias ACB siguen siendo muy pobres,  solo llega a números aceptables en algún  Madrid-Barça y ni eso, la imagen ACB no tiene fuerza, los jugadores ACB no son conocidos a pesar de ser la segunda mejor liga del mundo.

¿Qué se ha hecho mal? Bien es un hecho que no podemos competir con EEUU, pero está claro que el deporte en España si se quiere, como en el caso del futbol, puede tener una mayor penetración.

Retrasmisión televisiva

El baloncesto es un deporte sinónimo de espectáculo, un partido da para un sinfín de recursos estilísticos a la hora de sus retrasmisión en televisión, por ello uno de los grandes  fallos está en la realización, esta realización solo estuvo a la altura en canal Plus, pero ahogada en un medio de pago, e inviable por el desgaste económico. Pero una cosa es eso y otra es la pobre retrasmisión que lleva haciendo TVE en todos estos años, una realización donde priman los planos largos y fijos, pocas cámaras, todo muy estático y si algo tiene el baloncesto es esa capacidad de sacar el máximo partido al detalle, a la expresión a la repetición desde otro ángulo y a ese dinamismo de este deporte no se le ha sacado ningún rendimiento.

Por otra parte está el equipo de narradores, comentaristas y entrevistadores, el tratamiento que le dan al deporte está completamente anticuado, se retrasmite para un público que sabe lo que busca, y si ese público ya está captado, no tiene ningún sentido que el público objetivo de la ACB sean los propios aficionados ACB, en esto era un experto Andrés Montes, quizá es un ejemplo muy exagerado pero el sí supo atraer a otro público distinto al puro aficionado al baloncesto, pues ofrecía algo más que conocimientos técnicos, debería haber un término medio entre hacer una comunicación espectáculo y otra que genere conocimientos más baloncestísticos. Quizás en ese término medio podíamos encontrar en la actualidad al Joven comentarista y narrador de canal plus José Ajero, este chico tiene un gran futuro

El hecho de que los comentaristas no estén en los pabellones donde se desarrollan los partidos es un factor muy negativo y que ha ido a peor con respecto a otros años, ya que, resta veracidad y emoción y hace más difícil la identificación de los comunicadores con el espectáculo, a pesar de que eso haya sido motivado por la inclusión de un nuevo encuentro los fines de semana, que tiene poco sentido, teniendo en cuenta que no se puede llevar a cabo de manera eficaz un partido a la semana, está claro que dos van en detrimento de la calidad aún más.

Otro cosa que no ha sabido hacer TVE con el básquet es aprovechar los recursos que ofrece la red para interactuar con el aficionado que no está pendiente de todas las retrasmisiones, o que si lo está pero demanda ese servicio, esencial en estos tiempos, unos recursos por cierto, que la ACB sí que ha sabido explotar medianamente bien, pues su presencia en la red es más que destacable y con contenidos de gran calidad (ACBlogs, Twitter, Facebook, ACB 360, etc),  todo hay que decirlo.

La promoción televisiva de TVE es muy escasa y de malísima calidad, las promos que prácticamente solo aparecen en TDP y muy pocas veces en los demás canales de TVE es una antesala de la retrasmisión del partido, cuando las ves no te entran ganas de saber que viene detrás, ni siquiera la selección musical, cosa que es esencial, me parece acertada, ya que parecen músicas sacadas de la musiquilla de fondo de los videojuegos de futbol de principios de los 90.

Los rótulos desde que lo cambiaron hace unos 5 o 6 años llevan siendo iguales prácticamente todos los años (cambiando el color naranja por el negro y poco más), debería actualizarse y trabajar más conjuntamente con ACB (o Liga Endesa)  para potenciar más la imagen en cuanto a logotipos, imagotipos, etc. que quieren trasmitir ambas partes y por supuesto debe de ser atractivos, y el contenido de estos rótulos también  debe de estar actualizado con estadísticas y además hacer algo que se hace mucho en la televisión americana como es la inclusión de alguna anécdota y efemérides.

Entre otras muchas cosas eso es un pequeño análisis muy por encima de la situación de la ACB en los  medios, concretamente la televisión, en posteriores artículos seguiré hablando del tema que tiene para rato.


ESCRITO POR: Álvaro Cabello Galán

3 comentarios:

  1. Todo lo que dices es correcto, y ojalá las cosas se hicieran mejor. Pero para la mayoría de esto se necesita algo fundamental: dinero. Y en este país muy pocas veces se está dispuesto a dejar dinero en algún deporte que no sea el futbol.

    ResponderEliminar
  2. Tema complicado y como dice Gilberto, sin dinero aún más difícil de cambiar. Sin embargo hay cosas que no son cuestión de dinero si no error de concepto.
    Mayor y mejor difusión. Tenemos el mejor baloncesto del continente y no sabemos venderlo...
    Ejemplos: Partidos que compiten en tramos horarios con el futbol, partidos con equipos de poco interés, cambios de fecha, pocas estadísticas o datos curiosos durante el partido. Esto último unido a la "calidad" de los locutores hace que acabemos por aburrirnos.
    Aprendamos de EEUU (respetando el cambio de escenario) aprovechemos el ESPECTÁCULO que brinda este deporte.

    ResponderEliminar
  3. Todo eso es cierto, pero pienso que no todo es dinero, sino de que la fórmula ha fallado, como bien dice JavCMlga hay que cambiar el concepto, hacer un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) y ver que falla y con que contamos.

    ResponderEliminar