sábado, 3 de septiembre de 2011

BALONCESTO FUENLABRADA: LA LUCHA POR LA PERMANENCIA (II)




En este segundo capítulo vamos a hablar de la situación económica del club y de los cambios que se han producido en la plantilla respecto a la temporada pasada.
En primer lugar empecemos por abordar una cuestión importante como es la económica. El traspaso a mitad de temporada de Esteban Batista ayudo a arreglar momentáneamente la situación en la que se encontraba el club. Hay que recordar que el Baloncesto Fuenlabrada es el único equipo ACB que no tiene patrocinador lo que supone una merma en sus ingresos. El equipo necesita un sponsor que le permita poder hacer frente a una temporada más en la máxima categoría del baloncesto español. A final de temporada el club lanzó la campaña Imposible Más por Menos, financiada por una empresa local, para dar a conocer sus logros deportivos a pesar de no contar con ningún patrocinador y así motivar a las posibles empresas interesadas haciendo ver sus posibilidades si contarán con ayuda de algún sponsor. Es de extrañar que la situación no haya cambiado todavía, máxime cuando el equipo juega competición europea (Eurochallenge), lo que en principio facilita la labor de encontrar alguna empresa debido a su mayor repercusión a nivel europeo.
En cuanto a la situación de la plantilla, empezaremos por los jugadores que han dejado la disciplina del Baloncesto Fuenlabrada.

Comenzamos por Bismack Biyombo. El pivot congoleño de 2,04  llegó al primer equipo tras la marcha de Batista procedente de las categorías inferiores del club donde jugaba en la LEB Plata. Pronto deslumbró gracias a su gran físico. Jugó 14 partidos con una media de 6,4 puntos, 5 rebotes y 2,3 tapones por encuentro, números que le valieron para ganarse una invitación al Nike Hoop Summit, prestigioso torneo organizado por la marca deportiva que enfrenta a un conjunto de de las jóvenes promesas americanas ante un combinado de los mejores jugadores jóvenes del resto del mundo al que acuden numerosos ojeadores de la NBA. Gracias a su espectacular actuación con un triple doble en ese torneo fue elegido con el número 7 en el draft de la NBA por los Sacramento Kings que traspasaron sus derechos a los Bobcats. El jugador, que todavía tiene contrato con el Baloncesto Fuenlabrada, no podrá firmar con el equipo americano si no abona su cláusula de salida que es de 1,4 millones de dólares.
Otros dos jugadores que llegaron la pasada campaña y que no seguirán en la presente son Kripstaps Valters y Xavi Rabaseda. El base letón volvía al Baloncesto Fuenlabrada tras una temporada en el DKV Joventut donde rindió por debajo del nivel que había demostrado la temporada anterior. Otra buena temporada en el club fuenlabreño le ha valido para fichar por el Unicaja de Málaga. En cuanto al escolta español perteneciente al Barcelona, fue cedido por 2 temporadas con la posibilidad de que al final de la primera pudiese recuperarlo pero solo para jugar en el equipo catalán, como así ha sucedido. Davor Kus y Salva Guardia, que anunció su retirada del baloncesto profesional al terminar la temporada, tampoco estarán presentes este año.

En el siguiente artículo acometeremos la tarea de contar como el fuenla está llevando a cabo la labor de hacer un equipo competitivo a pesar de sus conocidos problemas económicos o presupuestarios.

Artículo de Ana Camarero Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario