jueves, 8 de septiembre de 2011

Brasil con su defensa complicó a Argentina y le ganó por 73-71

Rafael Hettsheimer, impensada figura del partido con 19 puntos y 8 rebotes


Clásico sudamericano y partido clave para ambos jugaban Argentina y Brasil, en la penúltima fecha de la segunda fase del Preolímpico de Mar del Plata. Y los clásicos conllevan ciertas situaciones: nervios, ansiedad, fricción.

Y encima, un condimento extra, lamentable. En el salto inicial, Nocioni cayó mal y se esguinzó el tobillo derecho. Ni un segundo en cancha. Juan Gutiérrez tuvo que reemplazarlo y cambió la configuración de Argentina, que tuvo que acomodarse con dos internos a defender a un equipo con uno solo (Guilherme y Marquinhos juegan bien abiertos).

Por suerte, esta vez, la defensa funcionó muy bien, porque en ataque las cosas no fueron simples ni efectivas. Brasil, con 3 bombas, sacó una máxima de 6, pero ajustando atrás y atacando mejor, Argentina puso un 7-0 para pasar adelante 15-14. El primer cuarto, de todos modos, fue para la visita 19-17 (7 de Huertas, desequilibrante penetrando por el corazón de la zona).

Tras un mal comienzo de Argentina, en donde Brasil sacó otra vez 6 con dos canastas de Rafael, Argentina, con Oberto y Ginóbili en cancha, más un utilísimo Pancho Jasen (defendiendo y tomando rebotes), metió un 11-2 firme, con carácter, que le dio luz de 3 por primera vez en el partido: 28-25.

Brasil erraba tiros fáciles cerca del cesto (muy flojito Tiago con 0/5), y también tiros abiertos, en parte porque Argentina obligó a eso. Brasil lanzó 33% de cancha en la primera mitad, no mucho menos que Argentina (38%). Por eso el partido, muy poco vistoso, lo ganó Argentina al terminar los primeros 20, 28-27, con 11 de Scola y 6 de Ginóbili.


Argentina siguió atacando muy mal en el arranque del tercer cuarto, con Ginóbili poco involucrado (Alex lo defendió con mucha dureza), dependiendo demasiado de Scola, y Brasil lo aprovechó para recargar en la pintura con Rafael, lo que le dio réditos: 6 puntos del pivote y 5 de Marquinhos le dieron 8 de luz a los de Magnano: 40-32. Minuto de Lamas. No pintaba bien.

Brasil llegó a 10 de luz (44-34), con Huertas intratable, pero tras cerrársele el aro en la primera mitad, Prigioni volvió a ser de que había sido hasta hoy y con dos triplazos seguidos achicó el margen a 4 (46-42). De todos modos, no era un buen partido de Argentina, que encontró otro actor de reparto con protagonismo: Kammerichs, con dos dobles por rebotes ofensivos. 

Argentina no pudo completar la obra porque en defensa se le complicó bastante la controlar a los grandes y el pick and roll por el centro. Igual, como Brasil no estuvo del todo fino, la diferencia no se estiró demasiado: 53-47 para BRA al finalizar el tercer cuarto.

El cuarto parcial mostró a Argentina mejor en el inicio, sobre todo cuando pudo hacerle llegar el balón a Scola en el juego interior. Se puso a tiro la Selección, y cuando parecía controlarlo, Brasil apeló a la variedad de su amplio repertorio, Guilherme, Huertas y Alex García como figuras claves para sostener el marcador. Siempre hubo un jugador brasileño para complicar a la defensa del local, y así sacaron cinco.

Cuando Scola cometió su quinta infracción, a Argentina se le complicó aún más, porque era el jugador más determinante. No obstante siguió luchando hasta que faltantdo 38 segundos, Guilherme lo definió con un triple (69-62). No sirvió de nada que Delfino achicara con otro triple con tablero cuando quedaban 4s (71-69), porque en la reposición le cometieron falta a Alex García, quien aseguró la victoria con dos libres desde la línea.

Síntesis

Brasil (73): Marcelo Huertas 17, Alex García 7, Guilherme Giovannoni 13, Marquinhos 14 y Tiago Splitter 1 (FI); Rafael Hettsheimer 19, Marcelinho 0, Augusto Lima 2, Rafael Luz 0 y Benite 0. Entrenador: Rubén Magnano.

Argentina (71): Pablo Prigioni 13, Emanuel Ginóbili 14, Carlos Delfino 12, Andrés Nocioni 0 y Luis Scola 24 (FI); Federico Kammerichs 4, Juan Gutiérrez 2, Hernán Jasen 2, Fabricio Oberto 0 y Juan Sánchez 0. Entrenador: Julio Lamas
.
Cuartos: 19-17, 8-11, 26-19 y 20-24.
Arbitros: Sasa Pulk (Eslovenia), Anthony Jordan (USA) y Hernán Melgarejo (Colombia).
Estadio: Polideportivo Islas Malvinas, Mar del Plata.
gustavo alcaraz

No hay comentarios:

Publicar un comentario