viernes, 9 de septiembre de 2011

España se toma la revancha

Pau Gasol, imparable (Foto FIBA Europe/ Castoria

España ya está en los cuartos de final del Eurobasket tras una clara victoria (84-59) son sabor a revancha ante una Serbia borrada del partido por una nueva exhibición española.

La Selección jugó un partido perfecto, solo comparable en este campeonato al realizado contra Lituania. Tenía muchas ganas de vengarse por la derrota en los cuartos del pasado Mundial y salió con el cuchillo entre los dientes en defensa y una concentración máxima en ataque.

España frenó toda arma ofensiva serbia y, entre tanto, se puso las botas en ataque con dos protagonistas claros: Pau y Marc Gasol. Sublimes, se combinaron para sumar otro partido más 46 puntos y 18 rebotes (26+8 de Pau y 20+10 de Marc). Pau disparó a España en el segundo cuarto, demostrando estar totalmente recuperado de su lesión de tobillo, y Marc fue un martillo pilón constante a lo largo de todo el encuentro.

Pero no se trató solo de los hermanos Gasol, ni mucho menos. Calderón y Ricky estuvieron sobresalientes en la dirección, sin apenas errores y defendiendo a un altísimo nivel; Navarro enchufó en el tiro y Rudy estuvo en todos los sitios. Incluso Felipe Reyes resultó crucial en un primer periodo con Pau descansando muchos minutos. El problema, por decir alguno, el escaso protagonismo ofensivo del banquillo nacional: solo 14 puntos entre todos, y eso que tuvieron minutos.





Desde el principio
Serbia no llegó nunca a adelantarse en el electrónico; España empezó mandando desde el principio con Pau Gasol asumiendo casi todo el protagonismo. Primero por sus cuatro puntos iniciales (4-0) y luego por cometer una prematura segunda falta personal (6-2) ante la constante insistencia de Krstic. Pese al obligado descanso de Pau, España continuó apretando en el juego interior y cosechó 14 puntos de hombres interiores (6 Pau, 4 Marc y 4 Felipe Reyes) en un primer cuarto prometedor: 23-14.


España lo estaba haciendo tan bien que no perdía un solo balón (cero hasta el minuto 13) y defensivamente frenaba cada opción serbia. Con Teodosic incómodo y sin poder nutrir de balones a Krstic, los balcánicos encontraron su primera alternativa en la dimensión exterior de Dusko Savanovic. Metió el primer triple serbio y éstos se acercaron a seis (28-22)... pero aparecieron Pau Gasol y Marjanovic.


Pau se pone manos a la obra y rompe el choque
Ivkovic puso en cancha al gigante Marjanovic, sin apenas protagonismo en el torneo, y Pau Gasol se puso las botas. Totalmente enchufado y aprovechando las carencias de su nuevo defensor, comandó un parcial 11-0 en momentos de puro dominio de los hermanos. Y es que si Pau sumó siete, Marc completó la serie con cuatro puntos aprovechando también una magnífica asistencia de su hermano mayor. El partido era muy español (39-22), pero el necesario descanso de Pau y los triples de Savanovic (tres al descanso) aligeraron la renta, pero España aguantó al aprovechar dos técnicas al banquillo balcánico por sus continuas protestas. 


Eso sí, la última jugada trajo recuerdos del pasado: Teodosic planteó un pick&roll con un hombre interior pero la defensa española le impidió tirarse el triple como hizo en los cuartos del Mundial 2010. En su lugar, encontró a Savanovic, que acertó de tres poniendo el 43-32 al intermedio.

De +11 a +29 en un cuarto pletórico
Como se suele decir, el inicio del tercer cuarto podía ser positivo y el primer fallo de Pau Gasol en el tiro y una gran asistencia de Teodosic a Macvan amenazó con una Serbia más peligrosa... pero fue un mero espejismo: Pau Gasol metió un triple, Calderón forzó ventajas en defensa y Pau y una buena disposición zonal remataron para elevar la renta a +23 con un parcial 14-2: 57-34.


Era un show español: defensa impresionante y un ataque letal, demoledor para destrozar al rival. El tercer cuarto solo tenía un color, el blanco que vestía España. Salía todo y la diferencia se multiplicó hasta un impresionante +29 (70-41). 


De +11 a +29 en un cuarto pletórico
Con el partido decidido, España se relajó y recibió un parcial 0-13 (70-54) que no hizo peligrar el encuentro pero llevó a Scariolo a recuperar a los titulares y devolver la normalidad al electrónico... siempre que se pueda considerar normal batir por más de 20 puntos a Serbia. 


Al final, incluso Claver y Sada tuvieron tiempo para jugar, lucirse y cumplir su pedacito de venganza. 


Fuente: ACB.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario