sábado, 3 de septiembre de 2011

Francia se impone a Alemania en el duelo estrella de la jornada

(Foto FIBA Europe / Castoria-Metlas)
La paciencia de Francia tuvo como premio una justa e importante victoria sobre Alemania (76-65). El equipo de Vincent Collet, comenzó de forma desastrosa, sufriendo mucho contra la zona defensiva de Alemania y los puntos de sus estrellas, sin embargo,Tony Parker (32 puntos y seis asistencias) lideró el cambio a partir del segundo cuarto y Francia acabó pasando por encima de una desquiciada selección germana.

La puesta en escena de Francia fue desoladora. Tanto en defensa como en ataque nada salía, y si atrás no era capaz de frenar a la pareja Nowitzki-Kaman (autores de 14 de los 16 primeros puntos alemanes), delante vivió casi seis minutos con una sola canasta en juego. Francia se ahogó en la zona 2-3 de Bauermann y de partido salía con un triste 1/8 en tiros de campo. Collet trató desde la banda redirigir el barco francés, pero tuvo que ser el comandante Tony Parker quien cortara la fuga de agua y liderase un parcial de 8-0 que ponía el 10-11.

Alemania se refugiaba en su zona defensiva para protegerse de la velocidad francesa y sacar punta a su desacierto triplista, jugaba de forma ordenadamente en ataque pero tenía un lastre: sólo sus dos NBA eran capaces de anotar en juego. En el primer cuarto sólo dos tiros libres deHamann rompían un monólogo que poco a poco iba siendo menos efectivo frente a los galos.

El duelo era de impotencia, la gala por sumar puntos (17 en 16 minutos) y la alemana por ver como un tercer actor entrara en escena y echara una mano a los dos pívots teutones. Y en estas volvió a entrar en acción Tony Parker... El base dinamitó la zona alemana y colocó por delante a Francia con un triple. Nueve puntos suyos lideraron un parcial de 12-2 con el que Francia cerró la primera parte con una mínima ventaja 29-28.

La reacción de garra de Parker despertó al equipo y el tercer cuarto fue un vendaval del equipo del gallo, anulando a una Alemania sin recursos ofensivos y ofreciendo todo un recital anotador con el base o Gelabale rompiendo la zona germana (46-34).

Alemania veía como el partido se le comenzaba a escapar de las manos, Kaman desaparecía (supuestamente por lesión), Nowtizki (bien marcado por Florent Pietrus y Noah) sufría la escapada gala desde el banco y Bauermann pagaba con técnica sus protestas. Pura impotencia (58-40 al inicio de último cuarto), ni técnico ni estrella (4 puntos en la segunda parte y sólo cinco lanzamientos intentados) pudo cambiar el rumbo de un partido que durmió en el regazo de Tony Parker.



Fuente: ACB.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario